El transporte de carga es una de las principales actividades en las empresas de comercio en Latinoamérica debido a su importancia económica y logística. En cuanto a porcentaje, cerca del 70% del cargamento de la región corresponden al Transporte Autónomo de Carga siendo una industria en crecimiento que necesita una mejora en la gestión de flota para poder reducir costos, aumentar la productividad y la eficiencia en las empresas.

¿Tienes problemas con el cargamento de tus camiones?, ¿quieres evitar los robos de combustibles y de mercancía?, ¿te gustaría mejorar la seguridad de tus conductores tanto en la conducción como en los robos que reciben? o ¿necesitas controlar el cumplimientos de los viajes de tus flotas? Todas estas preguntas tienen una solución y esta es implementar un servicio inteligente de gestión de flota para poder monitorear de manera eficiente el trayecto de tus camiones.

I. Control de mal uso y robo de combustible

El elemento primordial para las empresas transportista es el combustible. Este es uno de los costos que más participación tiene, junto con el personal, en la estructura de costos, es por esto que el control y monitoreo de este material es una premisa en la actualidad. De hecho, se estima que el 70% de los costos operacionales de los transportistas están asociados al combustible.

 

¿Cómo controlar el uso de combustible? 

 

Los sistemas de rastreo, cada vez más accesibles, customizables (a la medida), que cuentan con tecnologías GPS y conexión a Internet, están comenzando a ofrecer todo tipo de posibilidades para la industria. Una de ellas es la implementación de medidores de combustible inteligentes, que son capaces de mantener registros históricos y en tiempo real del gasto de combustible.

 

Estos pueden ser analizados para una comprensión exhaustiva de la inversión y el gasto, obteniendo ventajas comparativas frente a la competencia a partir la reducción de costos logísticos y operativos que no son necesarios, optimizando rutas de transporte. No importa si se trata de una gran cadena de transporte terrestre internacional o de una pequeña flota de transporte urbano, la flexibilidad que suponen estas tecnologías permite usos y ventajas para todos los tamaños.

 

Un ejemplo de una empresa que aprovechó las ventajas de poseer un sistema de control de uso de combustible fue Transporte Castaño que logró un ahorro de 133.544 litros de combustible en un año (2015), equivalentes aproximadamente a $ 65.000.000 para una flota de 24 camiones y solo con un costo inferior al 10% de dicho ahorro. 

 

Herramientas para controlar el uso de combustible

 

Control de cisternas de combustibles: Permiten cubrir de manera segura y controlada la cadena de proceso de transporte (carga/envío/descarga) 

 

Monitoreo de nivel de combustible: Mide el nivel de combustible en los estanques, transmitiendo este dato a intervalos regulares, determinando situaciones de carga y descarga, variaciones de nivel, conocer el lugar de esas variaciones, etc. 

 

Control de conducción y gastos: Evaluación de rendimiento de combustible y perfil de manejo en base a torque, aceleración, velocidades promedio y mucho más.

II. ¿Se puede monitorear y evitar el robo de combustible?

Cuando eres víctima de este accionar delictivo, ninguna estrategia de ahorro y optimización de rendimiento surte un efecto considerable. Por ello tienes que evitarlo, pero para eso es necesario conocer las principales formas de robo de combustible.

 

Formas más usadas para robar combustible

 

Drenar combustible desde el tanque: Es la más común. Manguera en mano y un bidón, se extrae directamente desde el tanque del vehículo. Por lo general, lo ejecuta el mismo conductor.

 

Alteración del dispensador: En las estaciones de servicio que no operan con tarjetas de gasolina o vales electrónicos, el bombero puede alterar el dispensador y entregar una menor cantidad del producto registrado en la factura.

 

Alteración de facturas de compra: El conductor carga el tanque con determinada cantidad de combustible, pero -previo a legalizar la compra ante la empresa- realiza pequeñas alteraciones a su favor.

 

Engaño al repostar: A la hora de comprar el combustible, el conductor vierte una parte en el tanque y otra en un bidón. Por lo general, se da con complicidad del empleado de la estación de gasolina, cuando la empresa utiliza tarjetas electrónicas.

 

Alteración del odómetro: Se puede decir que es una de las formas de robo de combustible más sofisticadas. Con dispositivos que se conectan a la unidad de control del motor (ECM), el operador altera las lecturas del odómetro, e incluso inhabilita el contador de horas-motor o el velocímetro. Así, registra en la hoja de ruta kilometraje no recorrido u horas de trabajo inexistentes, a fin de validar un gasto que jamás existió.

 

Tal como lo vimos anteriormente, son varias las formas de robo de combustible. Por fortuna en la actualidad, además de encontrar soluciones para monitorear su uso, también se pueden adquirir sistemas diseñados especialmente para evitar su hurto. El más eficaz consiste en sensores de control de alta precisión, que permiten realizar el seguimiento de parámetros como el recorrido real del vehículo, las rutas efectivamente realizadas y los abastecimientos o drenajes efectuados en el tanque, indicando la fecha y la hora.

 

Continúa leyendo para conocer los beneficios que ofrece la telemetría en relación al control y robo de combustible.

III. Telemetría aplicada al control y robo de combustible

¿Quieres evitar los robos de combustibles y de mercancía? ¿Te gustaría mejorar la seguridad de tus conductores, tanto en la conducción como en los robos que reciben? o ¿necesitas controlar el cumplimiento de los viajes de tus flotas y medir el buen uso de tu activo? La siguiente información será de mucha ayuda para resolver estas preguntas.

 

La telemetría es una tecnología que permite la medición remota de magnitudes físicas y el posterior envío de la información hacia el operador del sistema. Por ejemplo, datos de flotas vehiculares o de cualquier activo de forma manual o automática.

 

Mediante la telemetría, es posible conocer en todo momento, entre otras cosas, el uso del combustible en el activo, monitoreando el viaje y controlando las formas de conducción para no malgastar uno de los mayores costos en las empresas de transporte: el consumo de combustible. 

 

¿Cuál es el costo real del combustible para una empresa de transporte?

 

Según un estudio de la Universidad de Talca, realizado el año 2006, se define que, en la estructura de costos de la industria del transporte, se identifican:

Costos directos

Los costos directos están directamente relacionados con la unidad de costo por distancia:

  • Depreciación

  • Combustibles

  • Neumáticos

  • Mantención

  • Remuneración chofer

Costos indirectos fijos y variables

Los costos indirectos variable son aquellos en que se incurren en forma independiente por viaje y kilometraje: 

  • Teléfono

  • Peajes

  • Remuneración variable del chofer 

Los costos indirectos fijos no se identifican con una unidad de transporte:

  • Sueldo del Gerente de Operaciones

  • Arriendo del terreno para estacionamiento

Este estudio además concluyó que el costo promedio del combustible, en la Industria Agrícola era de US $2,01 por km recorrido y sacó diversas conclusiones:

Estructura de costos (basado en costo de US $2,01 por km recorrido) 

  • Costo por combustible: 84,2%

  • Costo por depreciación: 4,2%

  • Costos indirectos fijos: 4,4%.

  • Costos menores: 3,2%

Fuente: Estudio Universidad de Talca 2006, Estimación del Costo por Kilómetro y de los Márgenes de una empresa de Transporte de Carga en la Industria Agrícola. 

 

Por otro lado, un informe de la Subsecretaría de Transporte del año 2011 calculó el costo total de los diversos camiones de transporte de carga, siendo el consumo de combustible el principal costo:

 

Composición costo unitario operación camión

  • Tracto semirremolque plano 46,2%

  • Tracto semirremolque refrigerado 43,6%

  • Tracto semirremolque tolva 47,1%

  • Tractor semirremolque estanque 44,5% 

Fuente: Informe Subtrans, Julio 2011

 

Estos datos demuestran la importancia de controlar el uso del combustible en tu empresa de transporte, sobre todo pensando en las pérdidas y malos resultados que pueden tener: 

 

Impacto del combustible 

 

La merma de combustible impacta entre un 30% a un 35% en las ganancias finales de las compañías del rubro.

Fuente: Revista Negocios Globales

 

Entre un 5 a 7% se puede mejorar el consumo de combustible sólo a través de la capacitación de los conductores. 

 

Fuente: Víctor Jorquera, presidente ChileTransporte

IV. ¿Cómo permite la telemetría controlar el mal uso y robo de combustible?

Tal como lo vimos en los gráficos y datos anteriores, podemos ver que el combustible es un material esencial en las empresas de transporte. Por esto hay que monitorear y controlar el uso y la carga/descarga de combustible con un sistema tecnológico que asegure su correcta función.

 

La telemetría es el sistema que mejor puede solucionar el inconveniente del mal uso y robo de combustible debido a sus diversas ventajas, ayudando a detectar cualquier anomalía asociada al uso de este recurso:

 

Monitoreo remoto del tanque de combustible

 

Utilizando un sensor incorporado en el tanque del camión, es posible detectar el nivel de combustible y si este experimenta cambios significativos en períodos cortos.

 

Detección de cargas y descargas

 

Mediante un sistema de alarma presente en la telemetría, se da aviso cada vez que se carga o se extrae combustible del tanque. Además, mediante seguimiento se entrega fecha, hora y lugar en donde esto ocurrió. 

 

Buenas prácticas en el uso de combustible

 

La telemetría permite detectar filtraciones de gasolina, además de ser efectiva para evitar que los vehículos queden varados por no cargar combustible oportunamente. Lo anterior, favorece la planificación y toma de decisiones.

 

Registros en tiempo real

 

Gracias a la información adquirida mediante telemetría, es posible dar seguimiento y obtener estadísticas respecto al uso de combustible, por parte de ciertos conductores y camiones. Los datos se despliegan de manera detallada y amigable, permitiendo realizar comparativos con períodos anteriores.

 

Ruta vs. gasto de recursos

 

La implementación de este sistema de monitoreo facilita la comparación de ruta de cada chofer respecto al gasto de combustible. Lo anterior ayudará a detectar inconsistencias en cuanto al uso de este recurso y al seguimiento adecuado de la planificación, así como también las paradas realizadas y la velocidad de conducción.

 

Usar la telemetría para controlar el mal uso y robo de combustible, implica una solución eficiente para detectar y eliminar malas prácticas respecto a la utilización de este recurso.

Conclusión

Como te puedes dar cuenta, uno de los activos más importantes para una empresa de camiones o vehículos es el combustible, sin este prácticamente los vehículos no pueden funcionar. El robo y mal uso de este activo es perjudicial para el buen desempeño de la flota completa y a su vez es perjudicial para la economía de la empresa. 

 

Si se usa de mala manera el combustible o el robo es frecuente este resulta ser un gran problema de las empresas de transporte, provocando pérdida de dinero cuantiosas.

 

Toma contacto con nosotros, podemos ofrecerte soluciones para el control y buena administración del combustible, trayendo mejoras visibles a toda la empresa.

hacia-arriba
Contáctanos CTA

Te invitamos a seguir profundizando tus conocimientos en nuestro blog

LEER MÁS
LEER MÁS
LEER MÁS